El Cordón de San Blas

Txikitan hitz egiten zidaten: San Blazinta, cordón eta zinta. Urtero zati txiki bat niretzat. .Este año ya pensaba que no iba a tener mi Cordón de San Blas, pero Bego se ha encargado de mantener viva la tradición. Son esas cosas que haces desde pequeño sin saber muy bien el motivo, ni el objeto. Son cosas que en Bilbao siempre hemos hecho y que responden a un patrimonio etnológico que entronca con largas tradiciones, algunas milenarias y que se pierden en la noche de los tiempos. En cualquier caso sirve para pasar un día con la familia, comer rosquillas y caramelos de malvavisco (que no pruebo durante el resto de año). Y sirve para recordar viejas discusiones caseras que habías oído desde niño, como la Cuando hay que quemar el cordón? Nosotros lo hacíamos el miércoles de ceniza.

Son días de nostalgia y de recuerdos que te alejan por unos instantes de los embravecidos embates de la cotidianidad, sobre todo en estas jornadas de enloquecida fiebre electoral.

Bego musu handi bat zuri

17 comentarios

  1. El cordón, que siempre venía con macarrones y caramelos de malmavisco… de Santiaguito, de dónde si no… Y como eran caramelos bendecidos, no se podía tirar el papel sino que había que quemarlo.

    ¿Quemar el cordón el miércoles de ceniza? Yo creo que es a los 10 días, o así.

    Saludos botxeros, Txema.

  2. Hori da Txema, noizean behin Euskaraz idatzi behar duzu, Ni Euskara ikasten ari naiz, hasieratik eta oraingoz oso ondo, baina posta bat Euskaraz idatzeko asko falta zait.

    Lo del cordón de San Blas, mi suegra que es un sol todos los años nos los trae y nosotros hacemos 9 días después de habérselo puesto. El año pasado nos reventó el cenicero que teniamos desde que compramos el piso. ;-)

    Con los caramelos de malvavisco no puedo, lo que si hacen es traerme muy buenos recuerdos de niño, las magdalenas que vendían en la pastelería Santiaguito. Estoy salivando …. ;-)

    Salu2

  3. Txema Oleaga

    Iñaki, qué recuerdos. Y lo de los macarrones, me pasa como a Tutto, que estoy salivando. Los caramelos, sólo en San Blas. Tutto habrá que hacer un esfuerzo Tutto, Eskerrik Asko. Euskera ikasten ari naiz ere, baina saiatuko naiz.. El que sí que sabe y muuuuuuuuucho es el profesor Murua

  4. El charro.

    Txema: quizás sea interesante conocer algo sobre el santo en cuestión.

    Según la tradición, Blas de Sebaste era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este sería el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta el 3 de febrero.

    Se le acercaban también animales enfermos para que les curase, pero en cambio no le molestaban durante su tiempo de oración.

    Cuando llegó a Sebaste la persecución de Agrícola (gobernador de Capadocia) contra los cristianos (la última persecución romana), sus cazadores fueron a buscar animales para los juegos de la arena en el bosque de Argeus y encontraron muchos de ellos esperando fuera de la cueva de san Blas. Allí encontraron a Blas en oración y le detuvieron.

    Agrícola trató sin éxito de hacerle renegar de su fe. En la prisión, Blas sanó a algunos prisioneros. Entonces el gobernador le mandó matar y fue tirado a un lago. Pero Blas, de pie sobre la superficie (como el milagro atribuido también a Jesucristo), invitó a sus perseguidores a caminar sobre las aguas y así demostrar el poder de sus dioses. Pero todos se ahogaron. Cuando volvió a tierra (por orden de un ángel), fue torturado (colgado de un poste y lacerado con rastrillos de arar) y finalmente decapitado.

    Su culto se extendió pronto por toda la iglesia. Es costumbre popular invocarle particularmente para remediar afecciones de la garganta.

    Y también lo que se dice sobre cuándo quemar el cordón ( que por cierto en Salamanca se llama gargantilla):

    En Abadiano (Vizcaya) se celebra una de las más importantes ferias agroganaderas del País Vasco. Se venden cordones de algodón de diferentes colores que, una vez bendecidos, aseguran al que lo lleva en el cuello que no enfermará de un catarro. El cordón hay que quemarlo 9 días después de san Blas.
    Esta tradición está extendida por toda Vizcaya, principalmente en Bilbao, donde los cordones se llevan a bendecir a la iglesia de San Nicolás.

    En toda la provincia de Salamanca se venden desde la víspera las gargantillas bendecidas, unas cintas de colores (con la imagen del santo grabada) que deben anudarse al cuello. Con ello se garantiza la ausencia de afecciones de garganta para lo que queda del invierno. La gargantilla se quita el Martes de Carnaval y se quema el Miércoles de Ceniza.

  5. Txema Oleaga

    Muchas gracias por la amplia información, Charro

  6. Pues yo este año no tengo cordoncito, y el pasado tampoco. Nunca nadie sabe cuando se quema. Es el mejor juguete para el recreo durante unos días.
    Txema, eres un nostálgico.

  7. Txema Oleaga

    Ya ves Ruiaunderground. Son las cosas de las familias numerosas

  8. Hola Txema!

    Pues yo lo quemo normalmente a los nueves días, según tradición. Tengo aquí mi cordoncito de San Blas de color rosita le ha tocado este año, así que creo que me queda dos días.
    Y vino acompañado de esos caramalos de malmavisco, que por cierto! cada año parece que va menguando su tamaño.
    ¡Con lo ricos que están!

  9. Txema Oleaga

    Hola Beloke. Este año tendrías que haberte puesto dos. El segundo bien grande para que llegase hasta la tripilla. Un beso

  10. Hola Txema!
    Pues la verdad, no es mala idea, lastima que mañana toca quemar el cordón de San Blas. Gracias por lo de tripilla. Un beso.

  11. marian

    Siempre los traia mi ama.Ahora me toca a mi.

  12. Txema Oleaga

    Tienes el mio?

  13. mariampa

    a alguien le ha hecho efecto esto del cordon de san blas ?

  14. Txema Oleaga

    Si tomas un caramelo de malvavisco igual sí

  15. hola veci…..
    yo todos los años me coloco el cordoncito…vendecido, eso si !!! pero ni por estas… las anginas apararecen y desaparecen cuando les viene en gana….y claro todos los años la pregunta de siempre…..cuando tengo que quemarlo????
    y aki te encuentro a ti…..
    un saludo…y mil besitos

  16. Kristina Gabiña

    Yo también me lo he puesto siempre hasta el miércoles de ceniza. Lo recuerdo porque nunca nadie sabía cuándo quitárselo, a veces pronto y a veces mucho después. Yo creo q es porque el día ese cambia según cuándo cae semana santa.

Deja aquí tu comentario